Todas las instituciones de Colombia y del mundo se han visto afectadas a partir de la aparición del Coronavirus.

Con los efectos del Coronavirus, las instituciones de todo el mundo (públicas y privadas, financieras, manufactureras, de servicio, de educación) corren como locas en busca de alguna logística que les permita subsistir un poco más, sin necesidad de las actuaciones presenciales en las sedes de sus negocios. 

Solo dos instituciones educativas hay en Colombia, para fortuna estatales, creadas a toda prueba para resistir el pasado, el presente y el futuro del Coronavirus.

Como pensadas para todo futuro, permanecen hoy intactas y con toda la vida futura por delante, las dos instituciones más jóvenes de Antioquia: el Bachillerato Digital y la Universidad Digital de Antioquia.

Pase lo que pase con el lamentable estado de pandemia, tanto el Bachillerato como la Universidad Digitales continuarán adelante y, contrario a lo que les está pasando a las demás, estas dos instituciones tienen por delante capacidades ilimitadas de crecimiento para ofrecerle al país un plan B para que los demás establecimientos educativos del país (educación media y universidades) puedan subsistir a la crisis e ir asegurando sus futuros.

Y es que, independiente del problema de aislamiento por el Coronavirus, en Colombia hay un problema profundo sobre acceso a la educación formal, por falta de recursos y cupos en las instituciones de educación presencial, que hoy,  el Bachillerato y la Universidad Digitales podrían ofrecerse como la solución a mano y plena a este delicado problema educativo.

Veamos el problema que se presenta en Colombia para el tema de BACHILLERATO:

Según estadísticas de 2018, de cada 100 colombianos, 56 no completan la educación secundaria. Se estima, además, que 136000 personas con discapacidad están excluidas de las clases regulares, y que de los colombianos entre 24 y 34 años, el 33 % no tienen título de bachiller. Lo que nos puede llevar a pensar que hay más de 10 millones de colombianos sin título de bachiller.

Veamos el problema que se presenta en Colombia, para el tema de UNIVERSIDAD:

La Universidad Nacional recibe cada semestre 70000 solicitudes y acepta 6500, para toda Colombia. La Universidad de Antioquia recibe cada semestre 50000 solicitudes y acepta 4500. En 2018, el 62 % de los jóvenes que terminaron el bachillerato no lograron acceder a Educación Superior (ONG Niñez 2018). Solo el 10% de los bachilleres Estrato 1 van a la Universidad.

Todos los efectos del Estado de Emergencia, incluyendo el eventual aislamiento total de la comunidad, serían benéficos para este par de instituciones, ya que irían consistentes con la necesidad del Estado y todo aislamiento por sí mismo les traerá más oportunidades a sus estudiantes, pues a un tiempo mayor de concentración y dedicación del estudiante corresponderá un tiempo menor para culminar los programas académicos.

Lo que empezó como una idea de pensamiento grande, para darle oportunidad a estudiantes que se les cerraban las universidades en sus narices, no tardó mucho en convertirse, además, en un salvavidas u oportuna solución para el sistema educativo de Colombia, en épocas de crisis como la actual.

Superando el Coronavirus, se romperán muchos paradigmas de vida social y uno de ellos será la educación presencial. La humanidad no queda libre de la aparición repentina de cualquiera otra amenaza universal (biológica, química o física) y como precaución se impondrá la moda de evitar que los seres humanos se junten en grupos de más de 5 o 10 personas: nada más oportuno que el Bachillerato Digital para los que no han terminado y la Universidad Digital para quienes no han hecho una carrera. Y nada más competente que estas dos instituciones auspiciadas por el mismo Estado, para ofrecer la posibilidad en unas condiciones económicas asequible para la sociedad menos favorecida, para la mayoría.

En ambas instituciones la proyección del comportamiento de la humanidad encuentra la solución perfecta. Nadie volverá a meterse a un salón de clases con otros cuarenta o cincuenta compañeros de grupo. Después de haber aprendido a trabajar desde las casas, nadie querrá salir a tomar un bus para buscar el aula de clases de bachillerato o de universidad.

Como caídas del cielo pues, para el departamento de Antioquia y para toda Colombia, el Bachillerato Digital de Antioquia y la Universidad Digital de Antioquia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here