Entrevista / Declaratoria del Darién Norte Chocoano como Reserva de Biósfera de la Unesco es un reconocimiento a las comunidades afro e indígenas: Catalina Ceballos

 

Foto: Cancillería

Catalina Ceballos Carriazo, directora de Asuntos Culturales de la Cancillería colombiana –tercera de izquierda a derecha–, quien hizo parte del equipo del Gobierno del Cambio que recibió el reconocimiento de la UNESCO –en la ciudad de Agadir, Marruecos– para el Darién Norte Chocoano como Reserva de Biósfera.

Bogotá, 7 de julio de 2024
Entrevista / Declaratoria del Darién Norte Chocoano como Reserva de Biósfera de la Unesco es un reconocimiento a las comunidades afro e indígenas: Catalina Ceballos
Como un reconocimiento a las comunidades afro e indígenas que salvaguardan el patrimonio natural y cultural de la región califica Catalina Ceballos Carriazo, directora de Asuntos Culturales de la Cancillería de Colombia, la designación del Darién Norte Chocoano como Reserva de Biósfera, otorgada por la Unesco, el pasado viernes, durante su reunión de Agadir, Marruecos.
Para Catalina Ceballos, quien hizo parte del equipo que recibió el reconocimiento en nombre de Gobierno del Cambio, una de las claves de este logro es precisamente el diálogo y el trabajo articulado entre las comunidades y el Estado.
¿Cuál fue el proceso para proponer esta zona y por qué el Darién, específicamente? 
Catalina Ceballos Carriazo, directora de Asuntos Culturales de la Cancillería: Este es un trabajo que se hace desde una conversación que surge desde la Cancillería con el Ministerio de Ambiente, con el liderazgo de la corporación Codechocó y con las comunidades: las comunidades afro y las comunidades de los seis resguardos indígenas de la región que también participaron.
¿Qué es lo que sucede ahí? Ahí hay un diálogo que dura aproximadamente unos dos o tres años. En el año 2023, en septiembre del año pasado, entregamos el expediente. Durante seis meses el expediente fue calificado y observado y, finalmente, en la reunión de la Unesco aquí en Agadir, Marruecos, nos entregaron el reconocimiento. 
Y la razón de ser es porque hay un reconocimiento a las especies, a la fauna, a la flora, a las potencialidades del Darién Norte Chocoano: la selva, los animales que viven allí y las comunidades, y cómo estas comunidades salvaguardan estos espacios.
Entonces, cuando se juntan esas dos partes, la sociedad civil y el Estado, logramos entregar el expediente que cumplió con las expectativas del programa y recibir la declaratoria.
¿Qué ventajas trae este reconocimiento para el Darién Chocoano?
Lo más importante es el reconocimiento global. Que los países miembros del programa ‘Hombre y Biósfera’ de la Unesco volteen sus miradas al sur global y digan: “Allí está pasando algo importante”. Que haya un reconocimiento quiere decir que hablan de nosotros, quiere decir que tenemos incidencia global.
Lo segundo es que esto representa el potencial para poder recibir recursos de otras fuentes, de otros cooperantes internacionales, para seguir trabajando en el tema de la salvaguardia de la naturaleza o la salvaguardia del patrimonio cultural.
Y tercero, significa que nosotros podemos empezar a incidir en otro tipo de conversaciones en lo que concierne a temas de reservas de biósfera.
¿Se recibe algún tipo de recurso al momento de recibir este reconocimiento? 
Por ahora no. El reconocimiento no significa recursos innediatos, pero sí significa que podemos empezar a participar por recursos en el futuro, porque eso es como tener un sello.  Como ya tenemos el sello, quiere decir que nosotros ya tenemos claras muchas cosas que otros no tienen. Quiere decir que entonces nosotros podemos participar para unos premios, para unos reconocimientos financieros a futuro. 
¿Qué viene ahora después de recibir designación?
Lo que viene ahora es que se haga un trabajo articulado con las personas que trabajamos con el Ministerio de Ambiente para la conformación del Comité de las Reservas de Biósfera de Colombia. 
Los países que tenemos reservas de biosfera generalmente tenemos un comité. Ese comité está conformado por personas de la sociedad civil, por personas del gobierno, por jóvenes, y esos comités tienen que garantizar permanentemente estar actualizados en todo lo que corresponde a la salvaguardia de estas reservas. 
Lo más importante, diría yo, es hacer una presentación oficial, mostrar y generar muchos más diálogos alrededor de la Reserva del Darién del Norte Chocano, en el marco de la COP16.
Allí seguramente los miembros del Comité y el Secretariado de la Unesco, del programa ‘Hombre y Biosfera’ nos acompañarán. Y será un espacio para discutir todas las ventajas y todas las oportunidades que tenemos con las siete reservas de biósfera que tenemos en Colombia.
Escuche la entrevista aquí​.
(Fin/nmp/fca)
TOMADO DE LA PÁGINA WEB OFICIAL DE LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA