Por: MARÍA PÉREZ VALLEJO

Intensa-Mente es una película animada, sí. Pero no es una película para niños. En mi opinión, es una película para adultos. Siento que si la María de 8-12 años hubiese visto esta película, se habría reído mucho, pero jamás le habría sacado el jugo que la María de 27 le sacó. ¡Es un auténtico espectáculo! Terminó y dije “definitivamente, Disney es Disney”.


Me encantó de principio a fin. Aborda las emociones de una forma hermosa, con analogías preciosas de la fisiología de nuestro cerebro. No sé si es por ser médica, pero ver todo lo que alguna vez estudié en términos completamente alejados de la ciencia y la medicina, para mí, es magia. Es evidente el estudio científico tan inmenso que hay detrás de esta película. Absolutamente nada está improvisado, todo es preciso y exacto.

Desde la primera escena se me hizo un nudo en mi garganta y se me aguaron los ojos. Creo que esto sucedió unas 4 veces (o más). Me movilizó cosas que desconocía llevar dentro y sentí tanta compasión por mí misma que no sabía que podía sentir en tal magnitud. Tengo dos conclusiones grandes, aunque salí llena de notas mentales. En primer lugar, que las emociones, como todo en la vida, no son buenas ni malas, y que en la debida proporción son indispensables. Sin alguna de ellas, el sistema colapsaría. Todas son indispensables y todas merecen ser vividas sin ser juzgadas. Cada una tiene su momento de brillar y hace parte de la vida misma permitir su expresión. Y, en segundo lugar, que debo abrazar a mis emociones en la misma forma que ellas me abrazan, y vivir en gratitud permanente con ellas, porque no sólo me permiten expresarme y sentir, sino que han procesado mis vivencias para así formar mis creencias y las mil versiones de María que llevo dentro.

María Pérez Vallejo

Enviado desde mi iPhone

1 Comentario

  1. Me gusta el tono del comentario sobre la película, porque está escrito desde su visión, no desde las voces de los críticos.
    “Una crítica” muy personal, sin pretensión académica; es la voz de la autora: su pasión por la literatura y el cine. Excelente. El cine es una maravilla.

Comments are closed.