Bogotá, 13 abr (EFE).- El estado de Nueva York, el epicentro mundial del coronavirus, superó este lunes la barrera psicológica de los 10.000 fallecidos por COVID-19, aunque con la esperanza de que “lo peor ha acabado”. El senador izquierdista Bernie Sanders, que la semana pasada se retiró de la carrera demócrata para la nominación del partido a las elecciones presidenciales de noviembre en EE.UU., expresó su apoyo al que ha sido su rival, el exvicepresidente Joe Biden y más en el resumen del día.